Hermandad de la Vera Cruz y Cristo Resucitado

Torrent (Valencia)

Últimas noticias

 

Semana Santa 2016

Conoce todas las noticias y novedades relacionadas con nuestra hermandad para la próxima Semana Santa. Actos diversos, horarios y lugares de concentración, procesiones, etc. Acceder a la información

Galerías fotográficas

¿Quieres saber cómo vivimos la Semana Santa? Visita nuestra galería fotográfica.Acceder a las galerías

Enlaces de interés

Visita otras hermandades de Torrent y organismos y entidades relacionados con la Semana Santa.Acceder a los enlaces

Boletín Digital

En esta sección puedes encontrar todos los números editados del boletín digital Aleluya.Consultar boletines

Nos mueve…

Pasado el sábado, al despuntar el alba del primer día de la semana, fue María Magdalena con la otra María a examinar el sepulcro. De repente sobrevino un fuerte temblor: Un ángel del Señor bajó del cielo, llegó e hizo rodar la piedra y se sentó encima. Su aspecto era de relámpago y su vestido blanco como la nieve. Los de la guardia se echaron a temblar de miedo y quedaron como muertos. El ángel dijo a las mujeres: —Vosotras no temáis. Sé que buscáis a Jesús, el crucificado. No está aquí; ha resucitado como había dicho.
Mateo, 28, 1-6
Cuando llegaron al lugar llamado La Calavera, los crucificaron a él y a los malhechores: uno a la derecha y otro a la izquierda.
Lucas, 23, 33
Entonces se lo entregó para que fuera crucificado. Se lo llevaron; y Jesús salió cargando él mismo con la cruz, hacia un lugar llamado La Calavera, en hebreo Gólgota. Allí lo crucificaron con otros dos: uno a cada lado y en medio Jesús.
Juan, 19, 16-18
Porque tuve hambre y me disteis de comer, tuve sed y me disteis de beber, era inmigrante y me acogisteis, estaba desnudo y me vestisteis, estaba enfermo y me visitasteis, estaba encarcelado y vinisteis a verme.
Mateo, 25, 35-36
Dichosos los pobres de corazón, porque el reinado de Dios les pertenece. Dichosos los afligidos, porque serán consolados. Dichosos los desposeídos, porque heredarán la tierra. Dichosos los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados. Dichosos los misericordiosos, porque serán tratados con misericordia. Dichosos los limpios de corazón, porque verán a Dios. Dichosos los que trabajan por la paz, porque se llamarán hijos de Dios. Dichosos los perseguidos por causa del bien, porque el reinado de Dios les pertenece. Dichosos vosotros cuando os injurien, os persigan y os calumnien de todo por mi causa.
Mateo, 5, 3-11